Cocaine logo

Cocaína

Coca, nieve, farlopa

La cocaína es un estimulante que produce una breve sensación de euforia. Se extrae de las hojas de la planta de coca, las cuales han sido consumidas durante siglos por los habitantes nativos de Sudamérica; ya sea masticándolas o en forma de té. Hoy en día, la cocaína se puede encontrar en forma de polvo blanco o como piedras de “crack”. La intensidad de sus efectos y el potencial de abuso varían dependiendo de la forma en que se consuma.

La cocaína es la segunda sustancia recreativa ilegal más consumida del mundo, únicamente por detrás del cannabis. Sin embargo, si no se extreman las precauciones y se realiza un consumo responsable, la cocaína puede resultar realmente adictiva y muy peligrosa, dada la intensidad y brevedad de la euforia que induce.

1

Evita el alcohol

Evita beber alcohol cuando tomes cocaína. Esta combinación genera cocaetileno, el cual es extremadamente dañino para tu hígado.

2

Comprueba la pureza

Analiza tu cocaína antes de consumirla. La cocaína normalmente se corta con otras sustancias potencialmente peligrosas para aumentar su volumen.

3

Conoce tus límites

La cocaína puede hacerte sentir un exceso de confianza, nublando tu juicio y haciéndote tomar decisiones de las que puedas arrepentirte.

Efectos

Aquí tienes una lista con los efectos más comunes del consumo de cocaína. Por favor, ten en cuenta que esta no se trata de una lista exhaustiva.Puesto que cada persona vive experiencias diferentes al consumir una sustancia, no todo el mundo sentirá todos los efectos aquí listados, y otros diferentes podrían aparecer.

La probabilidad de experimentar efectos negativos es mucho mayor al consumir dosis altas.

Los efectos son (de positivos a negativos):

  • Altos niveles de energía
  • Euforia
  • Sociabilidad y ganas de hablar
  • Confianza; exceso de confianza
  • Sensación de tener la cabeza despejada
  • Estado de alerta
  • Incapacidad de pensar más allá del interés propio
  • Falta de apetito
  • Sequedad bucal
  • Falta de coordinación
  • Comportamiento repetitivo
  • Sudores
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Dilatación de las pupilas
  • Zumbido en los oídos
  • Agresividad y comportamiento temerario
  • Estornudos, congestión nasal, moqueo y sangrado de nariz
  • Dolor de cabeza
  • Gran agitación
  • Insomnio
  • Náuseas

Dosis y aparición de efectos

¿Cómo? ¿Cuánto? ¿Cuándo? ¿Durante cuánto tiempo?

Como con cualquier sustancia, la dosis adecuada dependerá de factores como el peso, el sexo, el metabolismo, la situación en la que estés cuando consumas o el haberla consumido recientemente, entre muchos otros.

En el caso de la cocaína, otro factor importante a la hora de determinar la dosis adecuada y cuánto tardes en sentir los efectos, es su pureza, así como las sustancias que hayan sido utilizadas para cortarla. Por eso, recomendamos que analices tu cocaína antes de consumirla.

Los siguientes consejos se basan en los efectos de la cocaína pura. Sin embargo, entendemos que es extremadamente difícil encontrar cocaína pura, por lo que recomendamos comenzar con una dosis baja para minimizar riesgos.

Lee nuestras secciones sobre dosis y tolerancia para más información.

Cómo la tomes importa…

Cocaína en polvo

  • Esnifar cocaína es la forma más habitual de consumirla. Normalmente, se divide el polvo en rayas con una tarjeta para luego esnifarlo con una pajita o un papel enrollado. Esnifar a través del mismo orificio nasal durante un largo periodo de tiempo puede provocar úlceras nasales y dañar el septum.
  • Absorberla a través de las encíasdemás es otra forma de consumo bastante popular. Para hacerlo, una pequeña cantidad se coloca entre los labios y las encías superiores e inferiores. Tras hacerlo, puede que sientas los labios y encías adormecidos. A, hacerlo de forma prolongada puede dañarlos seriamente.

Crack

  • Fumar es la única manera de consumir cocaína en forma de crack. Normalmente, esto se realiza usando una pipa. Los efectos normalmente se perciben inmediatamente después (10-20 segundos) de fumarla. El crack es mucho más potente y adictivo que la cocaína en polvo y puede causar problemas respiratorios como asma o enfisema pulmonar.

¿Cuánto?

La pureza de la cocaína varía significativamente en función del lugar en el que estés o cuál sea tu proveedor. Para minimizar riesgos, empieza siempre con dosis pequeñas para luego incrementarlas gradualmente.

Esnifando

  • Umbral de efectos: 5-10 mg
  • Dosis baja: 10-30 mg
  • Dosis común: 30-60 mg
  • Dosis alta: 60-90 mg
  • Dosis elevada: +90 mg

Fuente: https://psychonautwiki.org/wiki/Cocaine

¿Cuándo notaré los efectos y durante cuánto tiempo?

El tiempo de INICIO más abajo indica cuánto tardarás, normalmente, en empezar a sentir los efectos de la cocaína desde que consumas por primera vez. La DURACIÓN indica aproximadamente durante cuánto tiempo experimentarás los efectos, después de lo cual la intensidad de los mismos disminuirá y podrán empezar a aparecer los efectos del comedown o bajón.

Si esnifas la cocaína o te la pones en las encías:

  • INICIO: 1-3 minutos
  • DURACIÓN: 30 minutos

Fumar cocaína en forma de crack:

  • INICIO: 15 segundos
  • DURACIÓN: 15 minutos

Interacciones

Cocaína + ? =

Selecciona una sustancia

Selecciona una de las sustancias de la lista para ver como interactúa con Cocaína.

Fuente:: tripsit.me

Reducción de daños

Hay ciertas precauciones que deberías tomar antes de consumir cocaína. Los siguientes consejos te ayudarán a prepararte tanto física como mentalmente. Ante todo, queremos que estés segur@ y disfrutes de tu experiencia lo máximo posible. Si has tenido una mala experiencia o tienes problemas con efectos secundarios especialmente negativos, por favor toma nota de estas recomendaciones.

También es importante tener en cuenta los efectos que aparecen una vez se han disipado los efectos principales del consumo de cocaína. Por eso, aquí también te ofrecemos algunos consejos prácticos sobre cómo tener un comedown más leve y ayudarte a reducir el daño sufrido por tu cuerpo y tu cerebro.

ANALÍZALA

Es muy difícil conseguir cocaína 100% pura, por lo que se recomienda analizarla antes de consumir. La cocaína en polvo suele ser cortada con otras sustancias de aspecto similar, como el speed, para así aumentar su peso y volumen. Es extremadamente difícil saber cuáles son estas otras sustancias e impurezas, por lo que, por tu propia seguridad y bienestar, intenta siempre analizar la cocaína para evitar problemas. Aquí tienes una lista exhaustiva de las sustancias que normalmente se emplean para cortar la cocaína.

CUIDA LA HIGIENE

Gran parte de las medidas que puedes tomar para reducir el daño que pueda sufrir tu cuerpo es mantener un buen nivel de higiene. Antes de esnifar cocaína, divídela sobre una superficie limpia y esnífala con un tubo que no haya sido usado previamente. Evita usar billetes para esto, ya que nunca sabes qué puede haber en ellos.

EVITA INYECTARLA

Inyectarse cocaína puede ser muy perjudicial para la piel y las venas, pudiendo incluso derivar en heridas o úlceras. Compartir agujas te pone en riesgo de contraer infecciones como el VIH, la Hepatitis B o la Hepatitis C. Esta también es la forma más adictiva de consumir cocaína.

TEN EN CUENTA TU SALUD

Si tienes problemas de corazón o estas embarazada, te recomendamos que evites la cocaína, ya que aumenta significativamente la frecuencia cardíaca y podría poner en riesgo al feto.

MEZCLAR

Evita mezclar la cocaína con otras drogas, especialmente el alcohol. La cocaína te hará sentir alerta, lo cual puede llevar a niveles excesivos de consumo de alcohol. Todavía más importante, la cocaína y el alcohol reaccionan entre ellos produciendo una sustancia conocida como cocaetileno. Esta sustancia es tremendamente dañina para tu corazón y tu hígado, ya que induce periodos de estrés prolongado en estos órganos. Eso hace que consumir cocaína junto con alcohol multiplique por 18 el riesgo de muerte súbita.

COMPORTAMIENTO TEMERARIO

La cocaína puede hacer que actúes de forma temeraria. También puede nublar tu juicio y llevarte a tomar decisiones irracionales. Evita consumirla sin compañía, especialmente si no la has tomado antes.

HIGIENE Y SALUD

Esnifar únicamente a través de un orificio nasal puede causar hemorragias y acumular el daño a largo plazo. Intenta alternar entre ambos orificios y lavarlos después con agua.

DESCANSOS

Busca un lugar tranquilo para descansar, controla tu respiración y trata de relajarte. Si sientes demasiado calor, bebe agua y ve a tomar el aire.

SOBREDOSIS

Un consumo excesivo de cocaína puede provocar ataques al corazón, convulsiones o incluso la muerte. En caso de que sufras una sobredosis, asegúrate de llamar a los servicios de emergencias, no te meterás en problemas. Aquí tienes una lista con algunos de los síntomas más habituales:

  • Comportamiento errático
  • Miedo
  • Paranoia
  • Alucinaciones
  • Irritabilidad y agresividad y, a menudo, ataques de pánico
  • Algunas personas pueden volverse extremadamente antisociales
  • En casos extremos, pueden suceder complicaciones realmente graves, como embolias, convulsiones, edema pulmonar, disección aórtica, ataques al corazón o la muerte.

AGUA, DESCANSO Y EL ESTÓMAGO LLENO

Puede resultar difícil dormir tras haber consumido cocaína. Esta también suprime el apetito, así que trata de beber el agua suficiente al día siguiente y tomar un desayuno abundante y nutritivo, alto en fibra, proteína y carbohidratos, aunque no sientas hambre. ¡Nunca consumas más cocaína para combatir la resaca!

NO CONSUMAS REGULARMENTE

La cocaína puede hacerte sentir increíblemente bien. Una de las principales razones por las que la gente desarrolla adicción es por la tentación de seguir sintiendo lo mismo cuando los efectos han desaparecido. También se ha observado que el consumo frecuente de cocaína reduce drásticamente el flujo de sangre hacia el cerebro, lo que puede causar daño cerebral severo. Como con cualquier otra sustancia, recomendamos no excederse y reservarla para ocasiones especiales.

Riesgos

Corto plazo

Salud mental y bienestar

El consumo habitual de cocaína puede provocar cambios de humor bruscos y negatividad. Si sigues los consejos de reducción de daños, podrás ayudar a reducir las probabilidades de desarrollar estos problemas.

Comportamiento temerario

La cocaína puede hacer que actúes de manera temeraria. También puede nublar tu juicio y llevarte a tomar decisiones irracionales. Evita consumirla sin compañía, especialmente si no la has tomado antes.

Daño a los tejidos

El consumo habitual de cocaína puede causarte perforaciones en el septum (el cartílago que separa tus orificios nasales).

Absorberla por las encías habitualmente puede dañar tus labios y encías.

Sustancias para cortar la cocaína

La cocaína frecuentemente se mezcla con otras sustancias para aumentar su volumen. La mayor parte de las veces, los productores emplean sustancias inofensivas, como azúcar o almidón. Sin embargo, no es raro encontrar cocaína que contenga sustancias realmente peligrosas si son consumidas en cantidades similares a la cocaína. ¡Analiza tu droga!

Largo plazo

Salud mental y bienestar

El consumo habitual de cocaína puede contribuir a la manifestación de problemas de salud mental latentes como depresión, ansiedad, trastorno bipolar o esquizofrenia.

Adicción

La cocaína es una de las sustancias recreativas más adictivas. Mientras que mascar hojas de coca raramente genera síntomas de adicción, fumar crack produce una de las adicciones más intensas de entre todas las drogas. Esto se debe a la rapidez con la que este llega al cerebro y la corta duración de sus efectos.

A pesar de que la cocaína se considera altamente adictiva, esto no significa que uno desarrolle adicción tras consumirla una vez. Se estima que el 18% de los usuarios de cocaína llegan a desarrollar adicción por ella en algún momento. Recomendamos que limites su consumo a ocasiones excepcionales y nunca lo adoptes dentro de tu rutina diaria.

Esnifar es la manera más habitual de consumir cocaína. Al contrario de lo que la mayor parte de gente piensa, esnifar cocaína es la segunda forma de consumo que menos adicción causa, únicamente por detrás de mascar la hoja de coca. Los usuarios de crack tienen una mayor tendencia a volver su consumo algo habitual y desarrollar adicción. Inyectarse cocaína diluida en agua es la forma más perjudicial de consumirla.

Lee nuestra sección sobre adicción para más información.

La Ley

Europa

  • España: Ilegal. Por debajo de 7,5 gr se considera consumo propio, lo que implica una multa de 601 a 10.400 euros si es la primera vez, o hasta 30.000 euros si existen infracciones previas. Las penas por tráfico (mas de 7,5 gr) implican un mínimo de 3 años de prisión, dependiendo de la cantidad incautada y causas agravantes.
  • Resto de Europa: Ilegal en todos los países, excepto Portugal, donde está descriminalizada, y República Checa, donde es legal para consumo propio.

América

  • Estados Unidos: Ilegal, Lista II . Legal para fines medicinales.
  • Canadá: Ilegal. Lista I.
  • México: Ilegal. Legal hasta 0,5 gr.
  • Argentina: Ilegal.
  • Colombia: Ilegal.
  • Perú: Ilegal.
  • Venezuela: Ilegal.
  • Chile: Ilegal.
  • Ecuador: Ilegal.

Asia y Australia

  • Australia: Ilegal.
  • Nueva Zelanda: Ilegal. Droga de clase A.
  • Singapur: Ilegal.
  • Hong Kong: Ilegal.
  • Israel: Ilegal.

África

Sudáfrica: Ilegal

Más información, referencias, links...

Preguntas frecuentes

¿Puedes volverte adicto a la cocaína tras probarla una sola vez?

Esto no es cierto para ninguna sustancia. La adicción es un proceso complejo que, a día de hoy, seguimos sin comprender por completo. Depende de muchos factores diferentes, como la cantidad de veces que una determinada sustancia es consumida, la cantidad empleada, el historial de salud mental familiar o las interacciones sociales. Es la combinación de todos estos factores lo que puede llevar a la adicción

Subscribe to our mailing list
* indicates required

Referencias

  1. Nutt, D. (2012). Drugs without the hot air. Minimising the Harms of Legal and Illegal Drugs. Cambridge: UIT Cambridge Ltd.
  2. Gahlinger, P. M. (2004). Illegal drugs: A complete guide to their history, chemistry, use and abuse. Penguin.
  3. Cole, M. D. (2003). The analysis of controlled substances. John Wiley & Sons.
  4. Anthony, J., Warner, L., Kessler, R. (1994) Comparative epidemiology of dependence on tobacco, alcohol, controlled substances, and inhalants: Basic findings from the National Comorbidity Survey. Experimental & Clinical Psychopharmacology, 2 (3): 244-268.
  5. Nutt, D., King, L. A., Saulsbury, W., & Blakemore, C. (2007). Development of a rational scale to assess the harm of drugs of potential misuse. The Lancet,369(9566), 1047-1053.
Share on LinkedIn
Share on Reddit
Share on WhatsApp