Inverted_parabola.svg.png

Tolerancia

Menos es más

La tolerancia y la dosis están intrínsecamente relacionadas. La tolerancia aparece tras el consumo repetido de una misma sustancia u otras similares. Como resultado del consumo habitual, el cuerpo desarrolla resistencia a ese determinado compuesto, lo que significa que necesitarás una dosis cada vez más alta de la droga para conseguir el mismo efecto.

Al estar relacionada con el consumo habitual, la tolerancia es usada como uno de los muchos criterios para el abuso de sustancias. Si crees estar desarrollando tolerancia hacia una sustancia, te recomendamos visitar nuestra sección sobre adicción y abuso de sustancias para evaluar si tienes tu consumo bajo control. Aunque lo tengas, además, esto también será educativo y te ayudará a detectar el abuso de sustancias en otras personas.

De igual manera, la tolerancia disminuye cuando se deja de consumir. Por tanto, si no has consumido desde hace tiempo una sustancia que antes consumías con regularidad, es recomendable tomar una dosis más baja de lo normal, o correrás un gran riesgo de sufrir una sobredosis o un mal viaje. Aumentar progresivamente la dosis partiendo de una más leve es lo que más te puede ayudar a reducir riesgos, como explicamos en nuestra sección sobre dosis.

La taquifilaxia es un tipo especial de tolerancia que aparece rápidamente tras consumir una única dosis o una serie de dosis pequeñas. Ocurre con sustancias como la psilocibina o el LSD, e implica que durante un tiempo serás extremadamente tolerante a esa sustancia. Esto significa que no sentirás los mismos efectos al consumir setas por segundo día consecutivo, pero volverás completamente a la normalidad al cabo del tiempo.

Subscribe to our mailing list
* indicates required

Subscribe to our mailing list
* indicates required
Share on LinkedIn
Share on Reddit
Share on WhatsApp